¿Por qué los mexicanos seguiremos pagando más por la gasolina? ~ Narcoviolencia-Notinfomex.INFO

¡IMPORTANTE!

NOS MUDAMOS PARA WWW.NOTINFOMEX.COM.MX DA CLICK E INFORMATE DE LAS NOTICIAS MÁS RELEVANTES. ESTE PORTAL SERÁ REDIRIGIDO A LA NUEVA DIRECCIÓN.

¡IMPORTANTE!

NOS MUDAMOS PARA WWW.NOTINFOMEX.COM.MX DA CLICK E INFORMATE DE LAS NOTICIAS MÁS RELEVANTES. ESTE PORTAL SERÁ REDIRIGIDO A LA NUEVA DIRECCIÓN.

¡Narco etiquetas!


¡IMPORTANTE!

NOS MUDAMOS PARA WWW.NOTINFOMEX.COM.MX DA CLICK E INFORMATE DE LAS NOTICIAS MÁS RELEVANTES. ESTE PORTAL SERÁ REDIRIGIDO A LA NUEVA DIRECCIÓN.

¡IMPORTANTE!

NOS MUDAMOS PARA WWW.NOTINFOMEX.COM.MX DA CLICK E INFORMATE DE LAS NOTICIAS MÁS RELEVANTES. ESTE PORTAL SERÁ REDIRIGIDO A LA NUEVA DIRECCIÓN.

martes, 28 de enero de 2014

¿Por qué los mexicanos seguiremos pagando más por la gasolina?

click here


El fin de los ‘gasolinazos’, política instrumentada por el gobierno federal desde hace cinco años, será en 2015, de acuerdo con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

El motivo del deslizamiento de precios en la gasolina Magna, Premium y el Diesel era retirar gradualmente el subsidio hasta igualar los costos con los de Estados Unidos, objetivo que se habría alcanzado, e inclusive rebasado, desde el año pasado, según estudios.

Desde el 1 de enero, la gasolina Magna cuesta 12.32 pesos el litro, mientras que el precio promedio en Estados Unidos, de acuerdo con datos de la Administración de Información de Energía (EIA, por sus siglas en inglés) al 20 de enero, la gasolina regular costaba 11.44 pesos, 88 centavos más barata.

Pero, >¿por qué en este año se seguirá pagando más por la gasolina en México? Si los precios de EU se mantienen estables, el aumento mensual del combustible en el país tendría efectos netamente recaudatorios y si otros energéticos, como la luz y el gas siguen sin bajar su precio, podría restar competitividad a empresas.

La herencia del ‘gasolinazo’

Desde 2007, el gobierno federal inició el incremento mensual de los combustibles automotores, argumentando que el subsidio beneficiaba solamente a la población con mayores ingresos.

Cuatro de cada diez hogares destinan parte de sus ingresos al consumo de gasolina, y sólo uno de cada diez hogares que pertenecen al decil 1, el cual representa a los que tienen menor ingreso per cápita, gastan en este rubro, de acuerdo con un estudio del Centro de Estudios de Finanzas Públicas (CEFP) de la Cámara de Diputados.

Pero la herencia de esta política, cuya meta era igualar los precios locales con los de Estados Unidos, dejaría los precios más altos que en el país vecino. Según otro estudio del CEFP, entre abril y junio de 2013, la gasolina Magna en México ya era más cara que la de la Costa del Golfo de EU.

El secretario de Hacienda, Luis Videgaray, dijo a principios de enero en entrevista televisiva que los ‘gasolinazos concluirán en 2015 y el precio de los combustibles se ajustarán de acuerdo con la inflación.

Más recaudación, la respuesta

Desde el 1 de enero, el litro de la Magna subió nueve centavos y la Premium y Diesel 11 centavos, además de que se aplicó el Impuesto Especial sobre Productos y Servicios (IEPS) de 10 centavos, por lo que el precio es mayor que en Estados Unidos.

Si se considera el tipo de cambio del 22 de enero, de 13.31 pesos por dólar, el precio promedio de la gasolina regular, según datos de la AIE, sería de 11.44 pesos por litro contra los 12.32 de la magna.

“Sí es cierto que en este momento la gasolina en México es más cara que en EU y se está volviendo un ingreso adicional”, comenta Luis Serra, analista senior del Centro de Investigación para el Desarrollo A.C. (CIDAC).

Al final de 2014, la Magna costará 13.31 pesos por litro, y si los precios en Estados Unidos se mantienen estables, la gasolina en México sería hasta 1.80 pesos más cara que el promedio del país del norte.

Sin efectos en la inflación, pero sí en competitividad

Luis Serra, del CIDAC, resalta que los recursos adicionales derivados de los ‘gasolinazos’ y del IEPS no están etiquetados.

“Ese es el punto que no es claro. Lo que habría que cuestionar es el destino que va a tener esta mayor recaudación”, señala.

Serra descarta que el incremento de los precios tenga efectos importantes sobre la inflación, y niega que altos precios en combustibles signifiquen un alza generalizada en el resto de productos. Cita como ejemplo Venezuela, cuyos combustibles son de los más baratos en el mundo, pero que en 2013 tuvo una inflación de 56%.

Donde sí puede haber riesgos es que, si el diferencial aumenta, reste competitividad a empresas del país.

“Si tienes precios de electricidad y gas que no descienden, y el costo de la gasolina se hace más cara que la de tus competidores, ahí sí habrá una pérdida”.