A Sara Luz Herrera la entregó su progenitora y protectora política ~ Narcoviolencia-Notinfomex.INFO

¡IMPORTANTE!

NOS MUDAMOS PARA WWW.NOTINFOMEX.COM.MX DA CLICK E INFORMATE DE LAS NOTICIAS MÁS RELEVANTES. ESTE PORTAL SERÁ REDIRIGIDO A LA NUEVA DIRECCIÓN.

¡IMPORTANTE!

NOS MUDAMOS PARA WWW.NOTINFOMEX.COM.MX DA CLICK E INFORMATE DE LAS NOTICIAS MÁS RELEVANTES. ESTE PORTAL SERÁ REDIRIGIDO A LA NUEVA DIRECCIÓN.

¡Narco etiquetas!


¡IMPORTANTE!

NOS MUDAMOS PARA WWW.NOTINFOMEX.COM.MX DA CLICK E INFORMATE DE LAS NOTICIAS MÁS RELEVANTES. ESTE PORTAL SERÁ REDIRIGIDO A LA NUEVA DIRECCIÓN.

¡IMPORTANTE!

NOS MUDAMOS PARA WWW.NOTINFOMEX.COM.MX DA CLICK E INFORMATE DE LAS NOTICIAS MÁS RELEVANTES. ESTE PORTAL SERÁ REDIRIGIDO A LA NUEVA DIRECCIÓN.

viernes, 3 de enero de 2014

A Sara Luz Herrera la entregó su progenitora y protectora política

click here

Alvarado, Veracruz.- Luego del 31 de diciembre en que entregó el poder a su sucesor Gustavo Ruíz, todo parecía transcurrir con normalidad para la ex alcaldesa de Alvarado, Sara Luz Herrera Cano, su abogado Jorge Reyes Peralta, le había garantizado que no había circunstancias legales para su detención.

De esta manera “Sarita” como le decían con cariño sus amigos que en los cuernos del poder la adulaban y que hoy la han abandonado en su desgracia, sin fuero se movió los tres primeros días del año 2014 con toda normalidad en Alvarado, aunque la mayor parte del tiempo permaneció encerrada en su casa de la colonia pescadores, en aparente paz, pero con la convivencia intranquila porque de alguna forma los eventos la vinculaban con la muerte de su amigo y confidente, secretario particular en el oficio municipal Michel Marítnez Corro, creía pero no estaba tan segura en la seguridad que intentaba darle Jorge Reyes Peralta, uno de los abogados más caros del país, pero no de los mejores.

Nunca se imaginó que la entregarían, como lo hizo Judas a Cristo, alguien muy cercano a ella, demasiado cercano, su progenitora y protectora política Delia Ortíz de Pensado, la que le dio de mamar el alimento esencial de la política desde que Sara era una niña, “madrina” le decía a Doña Delia.

Tampoco se imaginó, nadie le avisó, que cerca de su casa, en un motel ubicado a unos metros de su domicilio, desde días anteriores le daban seguimiento a sus movimientos, llamadas telefónicas y por internet, un grupo especial de Policía Federal y estatal , quienes aguardaban a la orden oficial y judicial, y el momento adecuado para su detención.

Pero todo parece indicar que en el operativo participó también Doña Delia, su mamá política, la que la hizo, la que la formó, la que la llevó a los cuernos del poder. La indicación es que doña Delia llegaría a bordo de un vehículo a visitar a Sara, con algún argumento la sacaría del domicilio, y así ocurrió, cuando ambas se encontraban a bordo de la camioneta, apareció la policía y Sara fue detenida.

Sara palideció, su cuerpo temblaba, parecía que desmayaba, el mundo se le vino encima, de mujer activa de la política, pasa a mundo de la vida delicuencial según la señalan los testigos presuntos autores materiales del crimen presos en el penal de Cosamaloapan, en la cuenca del Papaloapan, tierra que vio nacer a Sara, y a donde seguramente en algunas horas les hará compañía.

Tras su captura fue trasladada en la misma camioneta hasta el motel centro de operaciones de la AVI, Policía Estatal y SEMAR, que instrumentaron el operativo.

Minutos después la llevaron hasta el campo deportivo de la ciudad, a unos metros de la carretera federal y el malecón, en donde la subieron a un helicóptero de la Marina y volaron hacia la base aeronaval de Veracruz, para ser trasladada a la subprocuraduría regional de justicia, en donde rindió su declaración ministerial para luego ser llevada al penalito al norte de la ciudad de Veracruz.

Hoy esta en una celda fría y oscura, de un metro de ancho por dos de largo, en donde barras de hierro la separan de la libertad, con un futuro inmediato incierto, en donde quedaron atrás los dias de gloria y poder político, y las aspiraciones de ser más que una alcaldesa. Hoy Sara está en la cárcel, sola, sin un amigo político que interceda pues sobrepaso las facultades de su poder.

Hoy su captura sirve para que el gobierno estatal, aproveche la oportunidad de asegurar que “en Veracruz no hay impunidad, y que nadie está por encima de la ley”.