SEDENA destruye narcopista de "EL Chapo" entre Q.Roo y Campeche ~ Narcoviolencia-Notinfomex.INFO

¡IMPORTANTE!

NOS MUDAMOS PARA WWW.NOTINFOMEX.COM.MX DA CLICK E INFORMATE DE LAS NOTICIAS MÁS RELEVANTES. ESTE PORTAL SERÁ REDIRIGIDO A LA NUEVA DIRECCIÓN.

¡IMPORTANTE!

NOS MUDAMOS PARA WWW.NOTINFOMEX.COM.MX DA CLICK E INFORMATE DE LAS NOTICIAS MÁS RELEVANTES. ESTE PORTAL SERÁ REDIRIGIDO A LA NUEVA DIRECCIÓN.

¡Narco etiquetas!


¡IMPORTANTE!

NOS MUDAMOS PARA WWW.NOTINFOMEX.COM.MX DA CLICK E INFORMATE DE LAS NOTICIAS MÁS RELEVANTES. ESTE PORTAL SERÁ REDIRIGIDO A LA NUEVA DIRECCIÓN.

¡IMPORTANTE!

NOS MUDAMOS PARA WWW.NOTINFOMEX.COM.MX DA CLICK E INFORMATE DE LAS NOTICIAS MÁS RELEVANTES. ESTE PORTAL SERÁ REDIRIGIDO A LA NUEVA DIRECCIÓN.

lunes, 30 de diciembre de 2013

SEDENA destruye narcopista de "EL Chapo" entre Q.Roo y Campeche

click here

Chetumal, Q. Roo.- A pico y pala, personal del Séptimo Regimiento de Caballería Motorizada adscrito a la XXXIV Zona Militar cavaron zanjas para inutilizar y destruir la pista clandestina de un mil 500 metros de largo y 12 metros de ancho que fue descubierta al norponiente del Ejido Nuevo Tabasco, en los límites entre el municipio de Bacalar, el municipio de José María Morelos y el Estado de Campeche, en un rancho denominado “El Jarocho”, propiedad de Irineo Pérez Hernández.

Agentes ministeriales y peritos de la Procuraduría General de la República (PGR), luego de efectuar sus diligencias de inspección y levantamiento de evidencias al mediodía del pasado sábado, ordenaron el inicio de la destrucción de esa narcopista.

Además de los tambos, bidones, turbosina, equipos y materiales decomisados por el Ejército en el campamento aledaño a la narcopista, se hallaron llantas de refacción en ese lugar.

La construcción de esta pista se le atribuye a la organización internacional de droga llamada Alianza de Sangre o Cártel de Sinaloa, comandada por Joaquín Guzmán Loera alias “El Chapo Guzmán”.

De la capital del Estado hacia el poblado de Nuevo Tabasco son aproximadamente 140 kilómetros de distancia, que se realiza en dos horas, tiempo de recorrido que también se tarda para llegar de esa localidad perteneciente al municipio de Bacalar hasta la pista clandestina que fue asegurada por el Ejército Mexicano el pasado lunes, ya que son 24 kilómetros de una brecha fangosa.

A esa zona sólo se puede ingresar a bordo de vehículos militares, a pie o a caballo, o en su caso, vía aérea, en helicópteros, debido a que la brecha es demasiado sinuosa y angosta, y actualmente la mayoría de su longitud está convertida en fango.

Esa brecha, que parte desde un camino sacacosechas del ejido Nuevo Tabasco y se dirige hacia el norponiente bajo la selva, fue abierta hace aproximadamente 4 meses, pues Irineo Pérez Hernández, propietario del rancho “Los Jarochos” y “El Jarocho”, contrató maquinaria pesada para su apertura y supuestamente también para abrir la mensura para marcar las extensiones de sus tierras.

La brecha de acceso a la pista se encuentra a dos kilómetros aproximadamente, al noroeste del poblado de Nuevo Tabasco, de ahí inician los 24 kilómetros de brecha, intransitable para cualquier tipo de vehículo; el recorrido es cansado, pues se encuentra situada en medio de la selva, donde puede apreciarse la gran diversidad de flora y fauna de la región, y se tienen que atravesar varios tramos de lodo.

Aproximadamente a 19 kilómetros del poblado se sitúa el rancho “Los Jarochos”, que era del difunto Jerónimo Pérez, padre de Irineo Pérez Hernández, este último que también es propietario de las extensiones donde se ubica la pista clandestina.

En “Los Jarochos” se pudieron observar un gran número de cabezas de ganado que recientemente adquirió el supuesto campesino, quien se apropió de esa parcela tras el fallecimiento de su padre.

Más adelante, a unos 6 kilómetros se ubica la pista clandestina, en una zona donde fueron devastadas más de 10 hectáreas de selva alta, donde hay árboles de madera preciosa y tropical.

La pista tiene 12 metros de ancho y un mil 500 metros de largo, pero de estos sólo 764 metros tienen la tierra compactada y aplanada con maquinaria, por lo que se supone que el área fue habilitada para el aterrizaje de las avionetas, mientras que el resto del trazo es de suelo raspado, que sería el área de frenado y, eventualmente, de despegue.

El sitio estaba destinado a ser un centro de operaciones para la descarga de droga en grandes cantidades, y esto queda más que patente porque, además de los casi 2 mil litros de turbosina que se aseguraron, se confiscaron llantas para aeronaves, esto en caso que durante algún aterrizaje sufrieran algún desperfecto.