Harto de pagar "cuota de piso" denuncia a extorsionadores en Juarez ~ Narcoviolencia-Notinfomex.INFO

¡IMPORTANTE!

NOS MUDAMOS PARA WWW.NOTINFOMEX.COM.MX DA CLICK E INFORMATE DE LAS NOTICIAS MÁS RELEVANTES. ESTE PORTAL SERÁ REDIRIGIDO A LA NUEVA DIRECCIÓN.

¡IMPORTANTE!

NOS MUDAMOS PARA WWW.NOTINFOMEX.COM.MX DA CLICK E INFORMATE DE LAS NOTICIAS MÁS RELEVANTES. ESTE PORTAL SERÁ REDIRIGIDO A LA NUEVA DIRECCIÓN.

¡Narco etiquetas!


¡IMPORTANTE!

NOS MUDAMOS PARA WWW.NOTINFOMEX.COM.MX DA CLICK E INFORMATE DE LAS NOTICIAS MÁS RELEVANTES. ESTE PORTAL SERÁ REDIRIGIDO A LA NUEVA DIRECCIÓN.

¡IMPORTANTE!

NOS MUDAMOS PARA WWW.NOTINFOMEX.COM.MX DA CLICK E INFORMATE DE LAS NOTICIAS MÁS RELEVANTES. ESTE PORTAL SERÁ REDIRIGIDO A LA NUEVA DIRECCIÓN.

lunes, 9 de diciembre de 2013

Harto de pagar "cuota de piso" denuncia a extorsionadores en Juarez

click here

Cansado de ser víctima de los ‘cobra piso’ que le exigían 30 dólares por semana a cambio de no asesinarlo, el propietario de un negocio cercano al puente Libre denunció a un grupo de extorsionadores.


Elementos de la Unidad Especializada Antiextorsiones de la Fiscalía General del Estado (FGE) implementaron un operativo y detuvieron en flagrancia a dos de ellos, mientras que un tercero fue detenido horas después en un domicilio de la colonia Hidalgo en Cd. Juarez, Chihuahua.

Se trata de Miguel Ángel Hernández Esquivel y Luis Fernando Gómez Hernández, quienes tenían seis meses trabajando como ‘cobradores’ para un sujeto apodado ‘Henry’ y de nombre real Daniel.

Ellos fueron arrestados tras acudir a un establecimiento donde un empleado les entregó los 30 dólares que recogían cada semana, producto de la extorsión.

El propietario del negocio se cansó de ser amenazado por los delincuentes debido a que le querían subir el monto a 50 dólares, a lo que se negó debido a que las ganancias que obtiene apenas le alcanzan para pagar el sueldo de sus empleados.

Fue a las 15:30 horas cuando los agentes investigadores implementaron un operativo encubierto en las inmediaciones del negocio para detener a los presuntos delincuentes que acudirían a recoger el dinero, como lo hacían cada semana y desde hacía tres años.

Cuando los sujetos llegaron, el empleado del establecimiento les entregó dos billetes marcados con tinta azul en la parte superior izquierda y se retiraron caminando.

Los agentes estatales los siguieron por varios metros hasta que se sentaron en una banca para hablar por teléfono con otro de sus cómplices al que le entregarían el dinero.

En ese lugar se identificaron pero los sujetos intentaron huir y se resistieron al arresto, por lo que hubo necesidad de hacer uso de la fuerza para someterlos.