PGR: banda de policías secuestradores asesinó a 7 de sus 14 víctimas ~ Narcoviolencia-Notinfomex.INFO

¡IMPORTANTE!

NOS MUDAMOS PARA WWW.NOTINFOMEX.COM.MX DA CLICK E INFORMATE DE LAS NOTICIAS MÁS RELEVANTES. ESTE PORTAL SERÁ REDIRIGIDO A LA NUEVA DIRECCIÓN.

¡IMPORTANTE!

NOS MUDAMOS PARA WWW.NOTINFOMEX.COM.MX DA CLICK E INFORMATE DE LAS NOTICIAS MÁS RELEVANTES. ESTE PORTAL SERÁ REDIRIGIDO A LA NUEVA DIRECCIÓN.

¡Narco etiquetas!


¡IMPORTANTE!

NOS MUDAMOS PARA WWW.NOTINFOMEX.COM.MX DA CLICK E INFORMATE DE LAS NOTICIAS MÁS RELEVANTES. ESTE PORTAL SERÁ REDIRIGIDO A LA NUEVA DIRECCIÓN.

¡IMPORTANTE!

NOS MUDAMOS PARA WWW.NOTINFOMEX.COM.MX DA CLICK E INFORMATE DE LAS NOTICIAS MÁS RELEVANTES. ESTE PORTAL SERÁ REDIRIGIDO A LA NUEVA DIRECCIÓN.

martes, 15 de octubre de 2013

PGR: banda de policías secuestradores asesinó a 7 de sus 14 víctimas

click here

Guerrero.- La banda de plagiarios en la que participaron 13 elementos de la Policía Federal en Acapulco, Guerrero, operó sólo cinco meses, pero suficientes para asesinar a siete de sus 14 víctimas, para que no los identificaran.

Llegaron a pedir hasta 3 millones de pesos a cambio de la libertad de los agraviados, aunque al final accedían a cobrar hasta medio millón de pesos, pero el pago no siempre garantizó que respetaran su vida. Autoridades de la Procuraduría General de la República (PGR) detallaron la importancia de haber desmantelado esta organización, en la que los oficiales federales tenían una participación activa: elegían a las víctimas; sin importar que estaban uniformados las "levantaban" y secuestraban en sus propias patrullas, y se encargaban de trasladarlas en ellas a una casa de seguridad en el fraccionamiento El Veladero, en la colonia Condesa, de Acapulco.

Según las investigaciones, los policías federales propusieron en abril pasado al civil Jonathan Piedra Soberanis la alianza criminal. Ofrecieron total impunidad y buenas ganancias a la banda. Los agentes se encargaron de elegir a comerciantes del puerto, algunos de ellos dueños de giros negros o pequeños centros nocturnos, a quienes privaron de la libertad durante uno o dos meses, tiempo en el que negociaban el pago de rescates cuantiosos, aunque al final accedían a recibir menos de sus pretensiones. Aunque el pago del rescate no fue suficiente para los plagiarios, en algunos casos.

Las investigaciones que conduce la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) han arrojado que esta banda ultimó a siete de sus víctimas ”entre ellas una mujer”, y en algunos casos inicialmente tuvo conocimiento la Procuraduría General de Justicia de Guerrero; de hecho, cerca de la casa de seguridad de esta organización se encontraron tres fosas clandestinas, en las que se hallaron los restos de tres personas denunciadas como secuestradas.

Operaron con total impunidad durante más de cinco meses, al punto que los miembros de la banda se quedaban con los vehículos de los secuestrados y los utilizaban como propios, con la garantía de que sus socios eran policías federales.

Hasta el momento tres de las víctimas han identificado plenamente a los agentes implicados, y una de ellas refirió que "fue levantada y transportada en una patrulla oficial"; además se han documentado los siete crímenes y cuatro plagios más se están indagando.

La Policía Federal ya investigaba a los integrantes del Agrupamiento 11 de la corporación, en Acapulco, por denuncias de abuso de autoridad en la zona, pero la PGR recibió denuncias anónimas sobre la actividad en una casa, a la que policías federales llevaban en sus patrullas oficiales a gente atada, a veces encadenada, o vendada de los ojos. El grupo antisecuestro de la SEIDO, investigó los reportes.