Caen narcopolicías que formaban parte de la nómina de Los Zetas en Cancún ~ Narcoviolencia-Notinfomex.INFO

¡IMPORTANTE!

NOS MUDAMOS PARA WWW.NOTINFOMEX.COM.MX DA CLICK E INFORMATE DE LAS NOTICIAS MÁS RELEVANTES. ESTE PORTAL SERÁ REDIRIGIDO A LA NUEVA DIRECCIÓN.

¡IMPORTANTE!

NOS MUDAMOS PARA WWW.NOTINFOMEX.COM.MX DA CLICK E INFORMATE DE LAS NOTICIAS MÁS RELEVANTES. ESTE PORTAL SERÁ REDIRIGIDO A LA NUEVA DIRECCIÓN.

¡Narco etiquetas!


¡IMPORTANTE!

NOS MUDAMOS PARA WWW.NOTINFOMEX.COM.MX DA CLICK E INFORMATE DE LAS NOTICIAS MÁS RELEVANTES. ESTE PORTAL SERÁ REDIRIGIDO A LA NUEVA DIRECCIÓN.

¡IMPORTANTE!

NOS MUDAMOS PARA WWW.NOTINFOMEX.COM.MX DA CLICK E INFORMATE DE LAS NOTICIAS MÁS RELEVANTES. ESTE PORTAL SERÁ REDIRIGIDO A LA NUEVA DIRECCIÓN.

lunes, 28 de octubre de 2013

Caen narcopolicías que formaban parte de la nómina de Los Zetas en Cancún

click here


Cancún.- Como un “cártel independiente”, opera un grupo de expolicías municipales comandados por Jorge Zárate, quien se encarga de surtirles la droga que venden al menudeo; además de rentar casas que sirven para guardar la mercancía y rentar vehículos cada determinado número de días para evitar que les sigan la pista.

Todo esto fue revelado dentro de las declaraciones que hizo ante las autoridades ministeriales, el expolicía municipal Uriel Olán Castillo, después de que fuera detenido junto con una mujer en posesión de varias dosis de cocaína y crack.

Durante los últimos años, un gran número de policías municipales fueron dados de baja por distintos motivos y, la mayoría de ellos, fueron señalados de tener nexos con la delincuencia organizada.

Tal es el caso de Jorge Zárate y Uriel Olán Castillo, quienes fueron cesados por Urbano Pérez Bañuelos cuando éste estaba al frente de la Secretaría Municipal de Seguridad Pública y Tránsito.

Ambos fueron señalados de formar parte de la “narconómina” del grupo delictivo de “Los Zetas”, a quien brindaban protección a cambio de un pago de manera quincenal.

Uriel Olán Castillo fue detenido la semana pasada junto con Aisela Chulin Tun, cuando ambos se encontraban dentro de un vehículo en la Región 233 sobre la avenida Chacmool y Jacinto Canek.

Al momento de la detención, la pareja tenía en su poder 14 bolsitas de cocaína, 12 bolsitas de crack, 2 bolsitas más con 15 gramos cada una de cocaína, una báscula gramera y 31 cartuchos útiles calibre .223 milímetros; además de una libreta con anotaciones de la compra y venta de droga.

Al rendir su declaración ministerial, Uriel Olán Castillo dijo haber empezado a vender droga hace más de seis meses, y la droga se la entregaba el también expolicía municipal Jorge Zárate.

Ante el Ministerio Público del Fuero Común, Olán Castillo dijo que junto con él, trabajaban más expolicías municipales, dedicados a la venta de droga al menudeo.

Jorge Zárate fue señalado como el cabecilla de este grupo de expolicías municipales y según Olán Castillo, él se encarga de rentar domicilios en distintos puntos de la ciudad, que son utilizados como guaridas y para guardar la droga que se vende después al menudeo.

Para moverse, Jorge Zárate renta vehículos de diferentes modelos cada determinado número de días y de esta forma, no ser ubicados tan fácilmente.

Ante las autoridades, Olán Castillo aseguró que el grupo al que pertenece es independiente, pues no venden drogas para ningún grupo delictivo de los que operan en la ciudad.

Su radio de acción es la ciudad y los pedidos son hechos por teléfono, y sólo le venden a personas conocidas para evitar ser ubicados por los grupos delictivos que mantienen el control de la venta de drogas.

Al haber pertenecido a la corporación policíaca más numerosa del municipio, conocen las actividades que se realizan para el combate a la delincuencia, por lo que saben en qué horarios se realizan los operativos, conocen las claves que se usan en la corporación policíaca; y continúan teniendo contacto con elementos en activo.

La Policía Judicial del Estado (PJE) tiene ya identificados al menos a dos expolicías municipales más, que forman parte de este grupo y ubicaron también al menos tres casas de las que son rentadas para usarlas como guarida, sin que se haya encontrado nada en ellas.