Cárdenas Guillen, creador de los sangrientos Zetas ~ Narcoviolencia-Notinfomex.INFO

¡IMPORTANTE!

NOS MUDAMOS PARA WWW.NOTINFOMEX.COM.MX DA CLICK E INFORMATE DE LAS NOTICIAS MÁS RELEVANTES. ESTE PORTAL SERÁ REDIRIGIDO A LA NUEVA DIRECCIÓN.

¡IMPORTANTE!

NOS MUDAMOS PARA WWW.NOTINFOMEX.COM.MX DA CLICK E INFORMATE DE LAS NOTICIAS MÁS RELEVANTES. ESTE PORTAL SERÁ REDIRIGIDO A LA NUEVA DIRECCIÓN.

¡Narco etiquetas!


¡IMPORTANTE!

NOS MUDAMOS PARA WWW.NOTINFOMEX.COM.MX DA CLICK E INFORMATE DE LAS NOTICIAS MÁS RELEVANTES. ESTE PORTAL SERÁ REDIRIGIDO A LA NUEVA DIRECCIÓN.

¡IMPORTANTE!

NOS MUDAMOS PARA WWW.NOTINFOMEX.COM.MX DA CLICK E INFORMATE DE LAS NOTICIAS MÁS RELEVANTES. ESTE PORTAL SERÁ REDIRIGIDO A LA NUEVA DIRECCIÓN.

martes, 13 de agosto de 2013

Cárdenas Guillen, creador de los sangrientos Zetas

click here

Comentar sobre la captura de Miguel Ángel Treviño Morales alias el “Z-40”, implica por fuerza lógica dirigir la mirada a la génesis del conflicto: Osiel Cárdenas Guillen.

Osiel Cárdenas fue contra viento y marea el heredero del “Cártel del Golfo” y, posteriormente, el progenitor del siniestro grupo denominado: “Los Zetas”, al romper con los moldes y reglas del mundo criminal.

En los años cuarenta, Juan Nepomuceno Guerra Cárdenas, crea en Tamaulipas un imperio al dedicarse al contrabando de mercancías decomisadas y al alcohol. Épocas del típico mafioso que conocía las reglas no escritas de la delincuencia, ya que controlaba su territorio con el apoyo de las autoridades, sin mucha exhibición, de manera discreta y respetando siempre a la sociedad civil. El lugar para el manejo de sus operaciones ilícitas fue su famoso restaurante denominado “Piedras Negras”.

Todos sabían, nadie hablaba.

Con el transcurso de los años y controlados los hilos del poder, le permite delegar su imperio a su sobrinoJuan García Ábrego, quien convertiría también el negocio en su principal centro de operaciones, ante la concurrencia de funcionarios, políticos, autoridades judiciales y delincuentes.

El Cártel del Golfo tuvo su esplendor en el sexenio de Carlos Salinas de Gortari, ya que fue un clamor generalizado que desde esa oficina salía la protección para las operaciones de García Ábrego, ligado con el hermano incómodo.

Es importante señalar que cuando una organización criminal irrumpe de manera intempestiva como lo hizo el Cártel del Golfo, se debe a una estructura que abarca diversos estratos del aparato gubernamental. Todo un proceso de apropiación mafiosa; sin embargo, así como emergió, también se desplomó con el cambió sexenal.

En la administración de Ernesto Zedillo, el 14 de enero de 1996 es detenido Juan García Ábrego, en el Fraccionamiento “La Silla”, de San Mateo, en Monterrey, Nuevo León, después de muchos intentos por tratar de negociar con las autoridades.

Lo sorprendente del caso es que nunca se supo de algún procedimiento de extradición o de expulsión del país en contra de un extranjero indeseable como lo señalaba el artículo 33 de nuestra Carta Magna. La Secretaría de Relaciones Exteriores (José Ángel Gurría Treviño), Procuraduría General de la República (Antonio Lozano Gracia), Presidencia de la República , e incluso, la Secretaría de Gobernación, en ese tiempo a cargo del Lic. Emilio Chuayffet Chemor, negaron la existencia de algún expediente.

Para estas fechas Osiel ya se movía en su pequeño negocio de mecánico, lugar en donde se dedicaba a la venta de marihuana y cocaína en pequeña escala. Establece amistad con Gilberto García Mena “El June”, sobreviviente del Cártel del Golfo, aún con grandes tentáculos en diversas esferas y comienzan a trabajar a otras alturas, pero Osiel quería ser la primera figura en el ambicioso negocio.

En su vida vertiginosa estando en las filas de la Policía Judicial Federal actuando como “madrina”, conoce también a Salvador Gomez Herrera “El Chava”, quién le ayuda a controlar la plaza de Tamaulipas la cual estaba en plena ebullición. Gómez Herrera tranquiliza las ciudades a base de ejecuciones y demuestra a Osiel Cárdenas que se encuentra dispuesto a ofrendar su vida en defensa del territorio conquistado. Enseñanza que predispone a éste para eliminar a su socio y amigo.

No podemos olvidar que en los años de 1995 y 1996, el cártel que dominaba en México era el de “Juárez” dirigido por Amado Carrillo Fuentes, “El Señor de los Cielos”. El 23 de junio de 1995 Héctor Palma Salazar, apodado “El Güero Palma”, es detenido al averiarse su avioneta particular entre los límites de Nayarit y Jalisco, al desplomarse en un paraje solitario a 4 kilómetros de Guadalajara. Comentan que venía de ciudad Obregón para asistir a una boda; de ahí el refrán que el güero había caído del cielo.

Los hermanos Arellano Félix manejaban su feudo en Tijuana. Los Amezcua Contreras, hacía lo propio en Colima con las drogas sintéticas; y finalmente los hermanos Valencia Cornelio, trasegaban la droga en Michoacán, en barcos atuneros, gracias a ser importantes productores de aguacate.

Lo cierto es que en Tamaulipas de 1997 a 1999, Osiel Cárdenas establece los cimientos de su estructura criminal: El Cártel del Golfo. En los momentos que no podía atender la plaza recurría a la gente de mayor confianza como Eduardo Costilla Sánchez “El Coss”, Gilberto, García Mena o bien a su hermano Ezequiel Cárdenas Guillen “Tony Tormenta”. En la ciudad de Díaz Ordaz, toma el cargo Efraín Torres, el “Z-40”, un ex militar asesinado en marzo de 2008, en Villarín, Veracruz, durante una carrera de caballos que terminó en tremenda balacera.

La idea del nacimiento del grupo de los Zetas, se debe sin lugar a duda al ex militar Arturo Guzmán Decena el “Z-I”, quién le vende la idea a Osiel.

Integrar un brazo armado conformado por personal de élite primordialmente militares en retiro o desertores del Ejército mexicano para compactar una organización que con el tiempo vaya sustituyendo al Cartel del Golfo por el grupo de “Los Zetas”.

En efecto, gracias a las ideas, selección y reclutamiento de Guzmán Decena el “Z-1”, en julio de 1998, surge el grupo armado de “Los Zetas”, con un poder de reacción semejante al del Ejército. Personal capacitado en el medio castrense (GAFE), Grupo Aeromóvil de Fuerzas Especiales, los cuales se pasaron al mundo de la criminalidad ya que nunca imaginaron obtener los ingresos que pagaba Osiel, con la misión de tener blindado y controlado Tamaulipas.

Prevalecen tres versiones sobre el nombre de “Los Zetas”. La primera, porque muchos de los militares que iniciaron la organización siniestra, había sido asignados a la base Zeta en la ciudad de Miguel Alemán, Tamaulipas. La segunda obedece a las claves secretas que debían tener los miembros de la agrupación delictiva, con el objeto de no ser descubiertos; y finalmente la última, pregonada por el propio Guzmán Decena: “En nuestro abecedario después de la Z, no existe nada”, haciendo alusión al poderío del brazo armado que paulatinamente fue sustituyendo al legendario Cartel del Golfo, por “Los Zetas”. Hombres altamente capacitados en movimientos por mar, tierra y aire; así como tácticas de espionaje y contrainsurgencia.

Asientan las sagradas escrituras: matará al malo su maldad o bien, el que a hierro mata a hierro muere. El 21 de noviembre de 2002, muere asesinado Arturo Guzmán Decena el “Z-1”, cuando comía en compañía de unos amigos en un modesto restaurante de Matamoros, Tamaulipas.