Indaga SEIDO vinculación de los Zetas con la PGJE-Veracruz ~ Narcoviolencia-Notinfomex.INFO

¡IMPORTANTE!

NOS MUDAMOS PARA WWW.NOTINFOMEX.COM.MX DA CLICK E INFORMATE DE LAS NOTICIAS MÁS RELEVANTES. ESTE PORTAL SERÁ REDIRIGIDO A LA NUEVA DIRECCIÓN.

¡IMPORTANTE!

NOS MUDAMOS PARA WWW.NOTINFOMEX.COM.MX DA CLICK E INFORMATE DE LAS NOTICIAS MÁS RELEVANTES. ESTE PORTAL SERÁ REDIRIGIDO A LA NUEVA DIRECCIÓN.

¡Narco etiquetas!


¡IMPORTANTE!

NOS MUDAMOS PARA WWW.NOTINFOMEX.COM.MX DA CLICK E INFORMATE DE LAS NOTICIAS MÁS RELEVANTES. ESTE PORTAL SERÁ REDIRIGIDO A LA NUEVA DIRECCIÓN.

¡IMPORTANTE!

NOS MUDAMOS PARA WWW.NOTINFOMEX.COM.MX DA CLICK E INFORMATE DE LAS NOTICIAS MÁS RELEVANTES. ESTE PORTAL SERÁ REDIRIGIDO A LA NUEVA DIRECCIÓN.

miércoles, 8 de mayo de 2013

Indaga SEIDO vinculación de los Zetas con la PGJE-Veracruz

click here

Los abogados de Los Zetas que presuntamente negociaban con sobornos la liberación de sus clientes, recibía favores de funcionarios de la Procuraduría General de Justicia de Veracruz, de acuerdo con una investigación de la SEIDO.
 
Con base en la indagatoria PGR/SEIDO/UEIDCS/61/2012, la dependencia federal señala que Juan Carlos Hernández Bravo "El Orejón" o "El Topo Gigio" y Mariano Oswaldo Aguirre Galán, operadores de Los Zetas en Veracruz, tenían el apoyo de la dependencia estatal.
 
Ambos fueron detenidos en 2011; sin embargo, en los últimos meses también fue capturado su abogado Isaac Meza Gerónimo, así como Enrique Antonio Contreras Galicia y Joaquín Serafín Lozada García, con quienes colitigaba el caso de Lucio Hernández Lechuga "El Lucky".
 
La PGR señala a los representantes legales de litigar con sobornos, los que supuestamente entregaban a agentes del Ministerio Público Federal como del Estado.
 
"La captura de Juan Carlos Hernández Bravo 'El Orejón' o 'El Topo Gigio' y Mariano Oswaldo Aguirre Galán dejó entrever la red de corrupción que existe en el Estado y que los miembros de la organización delictiva son apoyados por una red de favores que implica sobre todo a la Procuraduría General de Justicia de Veracruz.
 
"Esto, por las complicidades creadas por los abogados Isaac Meza Gerónimo, Enrique Antonio Contreras Galicia y Joaquín Serafín Lozada García, entre muchos otros", afirma la PGR en el expediente.
 
El origen de esta investigación se remonta al 4 de agosto de 2011, cuando elementos del Ejército capturaron en la carretera Xalapa-Paso de las Ovejas, Veracruz, a Hernández "El Orejón" y Aguirre, presuntos mandos locales de Los Zetas.
 
De acuerdo con el parte militar, "El Orejón" los amagó desde un principio, ostentándose como miembro de la organización criminal; les dijo que trataba con "El Lucky" y que trabajaba directamente para el jefe de plaza de los Zetas en el puerto de Veracruz, quien lo comisionó para controlar el negocio del robo de vehículos.
 
Los soldados aprehensores afirman que el presunto narcotraficante ofreció 100 mil pesos en efectivo y la camioneta Cherokee blanca en que fue detenido, a cambio de que lo soltaran junto con su ayudante, sin embargo, no consiguió su propósito.
 
A "El Orejón" y su supuesto cómplice les aseguraron 89 mil 320 pesos en efectivo y un cheque de 55 mil pesos, así como 994 gramos de mariguana, 4 cargadores para fusil abastecidos y dos cargadores para pistola, indica la investigación.
 
Después de un arraigo domiciliario, con base en la averiguación PGR/SEIDO/UEIDCS/339/2011, el 19 de octubre de 2011 la SEIDO los encarceló en el Penal Federal de Villa Aldama y el Juez Quinto de Distrito en Procesos Penales de Veracruz los sujetó a proceso.
 
Uno de los testigos protegidos más cuestionados de los últimos años, con nombre clave "Pitufo", rindió el 2 de marzo de 2012 una declaración ministerial en la que señaló que los abogados de "El Orejón", de nombre Elia Jaramillo, Isaac Meza, Abraham Becerril y Julio Avendaño, sobornaban autoridades.
 
"Se encargan de arreglar ante el Ministerio Público cuando eran detenidos los choferes y ser prestanombres para alquilar propiedades que eran utilizadas por la organización", dijo.
 
Otro testigo colaborador, con clave "Venus", señaló a los litigantes Meza y Lozada de pagar los sobornos con dinero de Ezequiel Cárdenas "Tony Tormenta" y Heriberto Lazcano "El Lazca", ya fallecidos, y Miguel Treviño Morales "El 40".
 
A los defensores durante meses les intervinieron sus teléfonos legalmente, hasta noviembre pasado en que fueron detenidos.
 
Niegan litigantes pago de sobornos
 
La defensa de los lugartenientes de Lucio Hernández Lechuga "El Lucky", uno de los líderes más importantes de Los Zetas, asegura que un juez federal de Toluca les concedió el cambio de penal a sus clientes sin que sobornaran a nadie, no obstante, ese traslado nunca se concretó.
 
El abogado Isaac Meza Gerónimo defendía desde hace dos años a Germain Hernández Flores "El Chino", jefe de una banda de asalto a transportistas en Puebla y Veracruz que pagaba cuota a "El Lucky", con el que fue capturado el 12 de diciembre de 2011.
 
Hoy también preso, Meza declaró que nunca pagó un soborno para litigar en favor de "El Chino" y de otros clientes acusados de pertenecer a Los Zetas, como lo acusa la PGR con base en intervenciones telefónicas autorizadas judicialmente.
 
El abogado dijo que el caso de "El Lucky" y sus clientes está radicado en el Juzgado Cuarto de Distrito en Procesos Penales de Toluca y aseguró que la prueba de que no empleaban la corrupción en sus juicios es la solicitud de traslado que hicieron de los acusados en este expediente.
 
Buscó que sus clientes fueran llevados del Penal Federal de Matamoros al del Altiplano, bajo el argumento de que tenían derecho a estar internados en el mismo lugar donde estaba radicado su juicio. En este caso se trataba de un juez en el Edomex quien instruía el proceso.
 
"Promoví ante el juzgado del proceso un incidente, el cual incluso fue favorable, pero nunca se pudo llevar a cabo porque en el momento en que se concedió el incidente de traslado de Germain Hernández Flores y sus coprocesados... había un vacío procesal y por lo tanto los procesados continúan en Matamoros", dijo.
 
También mencionó que en dos ocasiones consiguió que le dictaran libertad a "El Chino" y sus cómplices por delincuencia organizada, aunque los procesaron por acopio de armas, fallos por los que cobró 500 mil pesos, de los cuales afirma que no usó un peso para coaccionar a nadie.